Ir al contenido principal

¡FELIZ AÑO NUEVO 2018!



2017. Ha llegado el final de este año. Me da penita, sí... Justo las Navidades pasadas dábamos la mejor noticia de nuestras vidas a las primeras personas, a los respectivos padres y a los familiares y amigos más cercanos. Ese fue nuestro detalle de Navidad, que incluso envolvimos en papel de regalo.

Recuerdo esos momentos como si fueran ayer. Es tan tan tan tan tan especial, que me tiemblan las mejillas al pensarlo. Jamás hubiera imaginado que sería bonito hasta ese punto. Me encantó ver los gestos y distintas reacciones de cada uno, al abrir la sorpresa: risas intranquilas, lágrimas de emoción, gritos de alegría, caras de extrañeza o, incluso, quedarse en shock sin saber qué decir... Cada uno en su estilo y, en muchos casos, me sorprendió ver cómo respondían todas y cada una de las personas a quien se lo transmitíamos. Espero recordar siempre esos momentos. Por si a caso, algunos los tengo grabados de "estrangis" (y recomiendo que lo hagáis si estáis pensando en anunciar que un nuevo miembro está en camino).

Mi bebé, con tu llegada colmaste todo de un universo de primeras veces. Te miro y veo esa carita de noche clara, esa nariz de botón que tienes, perfecta; esa mirada marina, serena; esas manitas que se mueven torpemente y que piden ser mordidas...y siento que te debo tanto, que jamás podré pagarte y agradecerte todo lo que me has dado. Y sí, llego a sentirme mal. Llego a llorar por lo buena que eres con nosotros, por todo lo que has venido a enseñarnos. Lloro porque no sé cómo compensarte por tanto, porque quisiera dártelo todo, devolverte  lo que tu me estás dando a mí. Pero no sé cómo! Lo que puedo yo darte a tí no alcanza la immensidad de lo que tu me estás dando a mí.
Por tu paciencia, por tu serenidad, por tu calma, por tus sonrisas en todo momento, por no quejarte nunca, por tus caricias, por tu compañía, por ponérnoslo todo tan fácil, por enseñarnos cada día como hacerlo mejor, por todo el amor que siento dentro al mirarte, por... no acabaría!

Pienso en este magnífico año 2017 y quisiera volver a revivirlo enterito. Saborearlo aunque fuera una vez más. Me ha sabido a poco verlo pasar sólo una vez; tan rápido y fugaz.

Tiempo, estoy furiosa contigo. No me lo tengas en cuenta. No vayas a enfadarte y te dé por escaparte de mí todavía más rápido. Pero es que eres demasiado veloz y no veo la necesidad. Yo solamente quiero tenerte cerca y sentirte. Y tú, con tanta prisa, te alejas de todos; nadie puede alcanzarte. Déjate querer, que estar enfadado y escapar de todo el mundo no es bueno! sólo te lleva a la soledad.

Pero veamos el lado positivo. Nos traes de la mano un nuevo año y, con él, nuevas esperanzas, nuevos propósitos y nuevas metas. Imagino que ese es tu regalo de Navidad: Ilusión. Y nosotros encantados de pasarlo persiguiéndote de nuevo, porque ser y estar aquí es lo mejor que tenemos.

Y para este 2018, precísamente, lo que pido es TIEMPO. Yo ya veré cómo administrarlo. Y, como lo pido para mí, también es lo que deseo para vosotr@s.
Y, sin duda, SALUD, AMOR, FAMILIA, AMIGOS y PROYECTOS.



FELIZ 2018 A TOD@S!! Que este año venga cargadito de cosas buenas.


Comentarios