Ir al contenido principal

EASY DIY: MÓVIL DE CUNA DE BEBÉ

A pesar de que me dejaron un móvil super chulo, con animalitos de colores y música, quería que en la habitación de bebé de mi hija hubiera cosas con alma, algún objeto hecho a mano por mí con mucho amor.

Por suerte, le han regalado muchas cositas hechas a mano. ¡Son mis preferidas! Te podrán gustar más o menos, pero seguro que hay detrás una persona que ha dedicado parte de su tiempo en hacer a conciencia algo pensando en tu hija y eso es lo más grande.

La pequeña habitación de Clara gira entorno al cielo. Todo hace referencia a él: estrellas, nubes, globos. De alguna manera, es mi manera de decirle que ese es su paraíso de dormir, un lugar dónde soñar en las nubes y sentirse sereno y relajado.
Aquí podéis ver un pedacito. Mira que es pequeña, pero todavía no soy capaz de hacerla caber en una foto 😂



La decoración es muy suavecita. Toda la pared está llena de nubes, así que pensé que hacer yo misma un móvil de cuna bebé con estas formas de fieltro sería de lo más fácil y quedaría muy bien.


Encontré un tutorial dónde hacían un uno que se aproximaba a lo que yo tenía en mente. No era exactamente lo que yo quería pero me descargué las plantillas con forma de nube, para luego hacerlo a mí manera.
Estas son las que usé, aunque si se os da bien dibujar, no tendréis problema en hacer una nube bien bonita.
A partir de ahí, compré fieltro blanco, "cordel" plateado (más bien es una especie de hilo grueso), un ganchito pequeño para colgarlo en el techo y un aro. Este último lo compré  por internet ya que no encontraba por ninguna parte lo que buscaba. Es un aro para hacer atrapasueños y mide unos 20cm de diámetro, aproximadamente.



Recorté las formas usando la plantilla, las uní con silicona, rellenándolas con un poco de algodón. Para ello, cogí dos recortes de fieltro de la misma medida y les puse silicona por el borde para irlos pegando. Es importante, al mismo tiempo que juntas las dos partes, poner el cordel por dónde las vas a colgar en medio, de tal forma que al quedar las dos partes pegadas, se quede también pegado el cordel en medio de ellas.

Ésto lo repetí 5 veces, de tal manera que me quedaron 3 nubes grandes y 2 pequeñas.
En lugar de pegarlas con silicona, podéis coserlas, pero yo fui por la vía rápida.



Una vez las tube hechas, las fui atando al aro, más o menos equidistantes. Dejé la atadura en forma de lacitos para que, conscientemente, se vieran.
Y este es el resultado:






Me parece un poco más elegante que los patitos de colores que me han dejado. Al menos, lo he hecho con mucha ilusión. Mi satisfación: lo que más me gusta es verle la cara cuando mira estas nubes moverse. En ese momento, sé que he acertado haciéndolo y me quedo yo también embobada mirándola a ella 😋

¿Qué os parece?



Comentarios