Ir al contenido principal

LOS 3 TIPOS DE FOTOS DE TU EMBARAZO QUE NO PUEDEN FALTAR

Como os decía en mi primera entrada, la maternidad ha abierto un campo enorme de temas a los que recurro a diario y que eran impensables para mí, antes. Como resultado, posiblemente este blog gire entorno a todos ellos, del mismo modo que hace mi vida.

Y, a resultas, mi primer post de "no presentación" tiene mucho que ver con eso. Más bien con una fase previa a la maternidad ¡hoy me sentía nostálgica! Sí, he estado revisando las fotografías de los últimos meses, quizás con el intento de revivir esos momentos tan bonitos por los que he pasado esperando a Clara.




Bueno, es cierto que yo, no viví el embarazo tan intensamente como ahora desearía - sobretodo, los primeros 6-7 meses. La prioridad para mí era seguir con mi vida normal el máximo de tiempo posible; en el trabajo, en el gimnasio, en mi vida social... Eso, junto con el hecho de que prácticamente no tenía barriga, hizo que mi embarazo estuviera en un segundo (o tercer) plano. No me gustaba que la gente me tratara con más delicadeza o me ofreciera ciertos privilegios por el hecho de estar en estado - valga la redundancia. Me sentía incómoda. Pero ¡qué carai! tendría que haberle sacado algo más de partido! Igual, si ahora volviera a ese momento, le diría alto y fuerte al mundo que "estoy embarazada y que quiero disfrutarlo al 100%!! Y sí, quiero que me cedan el asiento en el metro, quiero que me dejen saltarme la cola, quiero que me lleven las bolsas de la compra y quiero que me cuiden y me mimen!!". Caramba, de vez en cuando no está nada mal vivir entre algodones.

Pero bueno, sin duda, cuando echo la vista atrás, veo uno de los momentos más bonitos de mi vida. Y es que mis ojos, mi pelo y mi piel tenían un brillo especial.
Será cierto eso de que las embarazadas están más guapas de lo habitual... ¡Pues eso hay que aprovecharlo e immortalizarlo!!

No es que nosotros hayamos tenido mucho tiempo para andar haciendo fotos, pero sí que había 3 tipos de reportaje que tenía claro que quería hacer.

  • Crecimiento de tu barriguita feliz: fotos semanales de perfil, para ver la evolución de la tripita. Importante llevar siempre la misma ropa o similar, porque nosotros lo hicimos cuando nos acordábamos y tal cual me pillara vestida y el resultado ha sido un poco chapuci, la verdad...
  • Fotos tipo estudio de los futuros papás. Este repor por poco se queda sin hacer, lo hicimos rápidamente justo el día antes de nacer Clara!

  • Fotos de premamá con vestido largo. A mi me gustan mucho en la naturaleza, en esta entrada podéis ver algun ejemplo.

Tal y como hicimos nosotros, no hace falta ir a un estudio fotográfico para que quede un buen resultado. Sólo hace falta una cámara y un fotógrafo con algo de paciencia (Y ¿sabéis quien va hacer de fotógrafo, no? 😜).


Como nuestra hija iba a nacer en verano, quise aprovechar que los campos de trigo estaban amarillos.  Es un paisaje que me encanta. Para la ocasión, elegí un vestido con motivos florales que había seleccionado para ir a una boda y me pareció perfecto porque, de alguna manera, se integraba y a la vez destacaba del entorno.
Llevamos unos años con una media de 4 bodas por temporada, así que tenía dónde elegir!jeje









Al final, sólo hace falta buscar un lugar bonito que creas que identifica tu embarazo, abrir el armario y encontrar la prenda con la que te sientas más guapa y un novio/marido/pareja/amigo, o lo que sea ,con una cámara de fotos (y algo de ganas..).




¿Qué os parece el resultado para ser una sesión caserilla?
¿Os animáis?

Comentarios

Publicar un comentario