Ir al contenido principal

EXCURSIÓN (Y COMILONA) EN FAMILIA

Hola a tod@s!

¿Cómo ha ido la semana? Lo duro que se hace el lunes ... te levantas y lo ves todo cuesta arriba, parece que el viernes no vaya a llegar nunca y ¡zas! no te has dado cuenta, que vuelves a estar en fin de semana.
Y por ser domingo os propongo un plan en familia.



Desde el momento en que te conviertes en padre, los planes pasan a ser un poco diferentes ... La cosa ya no gira en torno a lo que a tí te apetece hacer, sino que gira en torno a lo que te apetece hacer (sí, sigue importando), pero debe ser adaptado a las necesidades, requerimientos y apetencias de tu/s pequeño/s .. Así que la tortilla da un salto mortal con pirueta importante.
Pero no hay por qué quedarse en casa! Existen un montón de cosas que hacer en familia y, aunque se vaya a otro ritmo, se pueden disfrutar estando juntos.



Nosotros, ahora que Clara es tan pequeña, queremos aprovechar para salir y hacer planes más o menos como antes. Obvio, sin grandes expectativas.
La cuestión es que vemos que estas pequeñas cosas que parecen tan normales cuando no tienes hijos, se nos van a ir complicando con el tiempo. Y, ahora mismo, ella es, como yo digo, "portátil". Basta con que llevemos comida (eso lo llevamos siempre encima, porque estamos en fase de lactancia materna exclusiva), punto uno y, punto dos, que el destino no sea muy lejano, si queremos ir y volver en un día sobre todo.
La bebé suele dormir bastante y se contenta con tener el estómago lleno y un poco de atención.

En otoño, a mí me gusta mucho perdernos por pueblos de montaña. Me encanta este aire campestre que tienen, los colores marrones y ocres que hacen la estampa más otoñal todavía, es como meterse de lleno en esta estación. Cada año, inauguramos temporada haciendo una pequeña excursión. Éste podía ser menos, con la única diferencia de que somos uno más.


Hace unas semanas, fuimos a pasar el día a Puigcerdà. Hizo un día de sol espléndido, y el paisaje no podía verse más bonito. Como decía, sin grandezas... Pero paseamos junto al lago, vimos los cisnes y disfrutamos de unas vistas preciosas. Si es que se puede ser feliz con muy poco!




Aprovechamos para comer en el restaurante ORIGEN, frente al lago. Pues eso, disfrutar de una comida tranquila en familia, que me da a mí que pocas oportunidades vamos a tener más... Clara empieza a estar cada vez más despierta y a requerir más de nosotros.





Delicioso todo!








Ya sabes, busca un pueblecito mono que puedas ir a visitar. Seguro que cerca de ti hay algún destino para explorar y pasar un día maravilloso.

Comentarios