Ir al contenido principal

Entradas

DIY: Calendario de Adviento

¡¡Hola chic@s!!

El espíritu Navideño ya empieza a notarse en el cuerpo. O igual soy yo que estoy ya con el modo villancico puesto...

Ando con el tiempo muy justo para mis cosas, pero como el año pasado me quedé con las ganas de hacer un calendario de adviento, me dije que de éste no iba a pasar. Total, que he hecho algo muy sencillo con lo que no he tardado prácticamente nada, pero he cumplido con mi propósito y, de paso, me he guardado unos minutillos para hacer algo que me gusta.
Ya que he dedicado algo de tiempo a hacer los números del calendario, he pensado "pues, oye, ya que lo tienes... ¿por qué no lo compartes y a ver si alguien más se anima?"
Un poco más a bajo tenéis el botón con el que podréis descargaros los números imprimibles.


Os cuento como lo he hecho, aunque no tiene ningún misterio. Sólo he necesitado:
1. Bolsitas de papel kraft. La gracia del calendario de adviento es abrir una bolsita cada día con una sorpresita. En mi casa siempre hemos puesto algún dulce,…

DIY: dale alegría a ese jersey

¡¡Hola chic@s!!
¿Cómo va ese fresquito?
Hoy os traigo una idea facilísima para customizar la ropita básica de tu peque.



Que os han regalado una prenda de ropa de bebé de lo más sencilla... pues quédate con esta idea, que igual le sacas provecho. Si no ahora, las próximas Navidades, que están a la vuelta de la esquina, aunque no lo parezca... y siempre suele caer una cosita de estas porque, la verdad, es un acierto seguro: las prendas básicas nunca decepcionan, siempre se utilizan.

Nosotros teníamos este cardigan de punto en color gris vigoré. Creo que es de Zara, pero en cualquier tienda los tienen, porque son un fondo de armario en toda regla: práctico y que queda bien con todo. Un must, vamos.
El cardigan no es que no me gustara, sólo que pensé que se le podía dar un toque de alegría y de una manera super fácil: pegando bolitas, para personalizarlo un poco.

La verdad es que simplemente haciendo ésto se ve mucho más gracioso, con un aspecto adorablemente invernal, que a mí me encanta…

Mi vestido de no Novia

Hola chicas!!
¡Pues parece que mi vestido de noNovia está gustando! Y eso me alegra mucho... Y no me alegra por vanidad. Me alegra porque he conseguido demostrar que se pueden hacer las cosas de forma muy diferente y que, aún así, quede un algo bonito, delicado y elegante, en versión sencilla. O, como digo yo, en versión de vestido corto, con todo lo que ello implica, como en cualquier otro evento ;)
Una de las cosas que más me llama la atención de este hecho es que no me he gastado un dineral en ello. Creo que si sumo lo que me costaron todas las prendas que llevo no llegan a los 100€. 
La intención, la verdad, no era vestirse de novia ni mucho menos. El objetivo era conseguir un look delicado para ir a firmar y que dejara en una sutil evidencia de que yo ese día era novia y "sí, quería". Hacerlo de otra forma, no hubiera encajado. Lo sé, no fui una novia al uso - ni tampoco era la intención - pero oye, el resultado de una prenda con otra daba el pego.
Sólo me puse prendas…

La historia de una no Boda

Hola chic@s!
Pasó septiembre y ¡qué mes de emociones y ajetreo sin parar! Estoy de un feliz.. porque ya tenemos las fotos de nuestro reportaje de "noboda", que así es como lo he bautizado yo.
No iba a hacerlo, pero me he animado a hacer un post sobre ello, un poco por reivindicar otra forma de hacer las cosas, diferente a la multitud y, quizás, incomprendida por muchos.




Nuestra historia ya tiene más de 12 años de páginas pares e impares, pero siempre hemos creído que el amor hay que celebrarlo cada día, siempre hemos pensado que no nos hacía falta ponerlo delante de ninguna autoridad para demostrarnos que nos queremos y, en definitiva, siempre hemos pasado un poco de estas cosas.


El amor no se firma, no se negocia, no se acuerda, no se compra ni se vende. El amor sólo se siente. Por este motivo, ésta es nuestra noboda. El día que decidimos hacer nuestro, por no significar nada.
Porque nada cambia, en realidad. Porque somos los mismos; seguimos siendo ayer.



Un ayer que está d…

VUELTA AL COLE

Empezar de nuevo. Farsante 1 de enero, no nos engañas. Es ahora, en septiembre, cuando todo vuelve a ponerse en marcha; cuando, a pesar del desinfle causado por unas vacaciones ya terminadas, lo empezamos todo con mucha fuerza, como si partiéramos de 0 otra vez.
Recuerdo ese olor a libros nuevos que impregnaba el salón de mi casa cuando, ¡bum!, los dejábamos sobre la mesa, justo después de comprarlos y prepararlo todo para el inicio de curso.
Es más, tengo en la memoria esa brisa fresca que anunciaba una despedida fugaz del verano y una inminente llegada de un otoño enfundado en un manto de hojas secas. Esos colores que perdían vida, volviéndose ocres, y un armario oscuro que abría sus puertas clamando un cambio de ser.
Aquella brisa venía con olor a novedad, el perfume fino de la vuelta al cole. El comienzo de algo nuevo, igual pero diferente al mismo tiempo, porque significaba reencuentro con las antiguas amistades, tener mochila, estuche y zapatos nuevos y unas aulas repletas de c…

DIY: MATCHY MATCHY, conjunto madre e hija iguales

¡Hola chicas!

Hoy os traigo un post ideal para las mamás a las que, como a mí, les encanta coordinar sus outfits con los de sus pequeños.

Cada vez es más fácil encontrar ropa para vestirte igual que tu hijo/a. Si no recuerdo mal, es algo que empecé a ver en Nice Things hace años y no ha parado de crecer hasta llegar a las cadenas más grandes.

Yo, en línea con mi preferencia por las cosas hechas a mano, quería enseñaros la ropita que nos hizo mi santa madre a Clara y a mí como regalo de nuestro cumpleaños.



La idea, en realidad no era esa. Todo empezó por una dichosa corona. Sí, una simple corona de cumpleaños desencadenó todo un arsenal de puntadas a máquina, que terminó en un conjunto completo de ropa conjuntada madre e hija. También pensamos en papá eh... pero a él simplemente le añadimos un detallito de topos en su camiseta.

Me encanta que los niños sean los reyes de su fiesta de cumpleaños y le pedí a mi madre que, en lugar de comprar un regalo, le hiciera su corona. Nos animamos y…